miércoles, 29 de septiembre de 2010

"Cuando tu miedo toca el dolor del otro, se convierte en lástima; cuando tu amor toca el dolor de otro, se convierte en compasión" Stephen Levine

domingo, 26 de septiembre de 2010

Descripciones de los 9 eneatipos

Haciendo click sobre la foto y las sucesivas, puedes leer las descripciones de cada eneatipo.

http://www.facebook.com/album.php?aid=20463&id=113436262012818&fbid=142293062460471&ref=mf

sábado, 25 de septiembre de 2010

Si estás cómodo, no estás creciendo, por Andrés Rada


Quizás esta frase te parezca tan fuerte y cruda como me pareció a mí la primera vez que se la escuche a uno de mis mentores, tengo que decirte que hasta me molestó un poco y quizás al igual que yo sientas lo mismo. Sin embargo me di cuenta que era que estaba atropellando mi ego el cual no quería ceder ni un solo instante ante tal afirmación, sin embargo no quedo de otra, el poder de esta frase empezó a vencer y mi ego tuvo que rendirse ante tal verdad. Bueno, solo pude saber que se trataba de una verdad inquebrantable solo después de haberme retorcido mis entrañas y negarme a aceptarlo.

De ese combate Salí con vida pero doblegado y aceptante. Tenía razón, aunque no fue fácil aceptarlo estaba quizás ante una de las frases más profundas que hubiera podido escuchar, por lo menos ante una de las frases que más cambiaria mi vida de allí en adelante (la sigue y la seguirá cambiando), una frase que me permitió entender la importancia de salir de la zona cómoda y enfrentarme a todos los retos que trae el tener un sueño y el querer cumplirlo.

 
No puedo negarte que en muchas oportunidades tengo la pelea nuevamente, ya no con la frase (Si estas cómodo no estás creciendo) pues decidí aceptarla, sino ante la comodidad que no deja de ser buena pero que en realidad es un demonio disfrazado de placer que no hace sino alejarte de tus sueños.

Aunque ese demonio me ataca a momentos, cada vez estoy más fortalecido y por lo general salgo triunfante, sin embargo mi mejor escudo es mi Sueño o Meta, recordar a donde quiero llegar en mi vida me da la fortaleza para vencerlo en la batalla y salir corriendo a hacer lo que tengo que hacer HOY para acercarme a mi Meta.

Quizás este punto fue uno de los que más tardé en entender en mi vida, es más, en un principio no era que no lo entendiera, simplemente ni siquiera era consciente que existía, vivía postergando muchas cosas por comodidad, y vivía huyendo de los retos, pues era más cómodo estar tranquilo, sin embargo hoy que lo conozco, me enfrento a la comodidad con ánimo de lucha, prometiéndome vencerla y de esa manera no ver que el tiempo pasa y nada que logro mis objetivos, así es que me empecé a convertir en un verdadero triunfador.

Solo espero que hayas entendido la importancia de salir de tu Zona Cómoda, si quieres lograr tus metas en la vida, tendrás que incomodarte por algún tiempo, las personas que prefieren la comodidad no llegan a ningún lado, por lo tanto espero haberte despertado ese espíritu de luchador y de ahora en adelante estés dispuesto a combatirla con el fin de que te acerques cada día un poco más a tus mas grandes metas. Así es la vida, si quieres triunfar tendrás que hacer un gran esfuerzo, por eso solo los que están dispuestos a hacerlo triunfan y por eso los triunfadores no abundan, son pocos, porque pocos son los que quieren salir de su zona de comodidad.

Por Ejemplo:
  • Si quieres bajar de peso, tendrás que salir de tu zona de comodidad.
  • Si quieres ganar más dinero, tendrás que salir de tu zona de comodidad.
  • Si quieres conseguir empleo, tendrás que salir de tu zona de comodidad.
  • Si quieres ser el mejor en tu profesión, tendrás que salir de tu zona de comodidad.
Piénsalo, pero no te quedes pensando, empieza a actuar ahora mismo.

Andrés Rada Restrepo
Psicólogo – Neuropsicólogo
Máster en Programación Neurolingüística

http://www.andresrada.com/zona-de-comodidad.html

martes, 21 de septiembre de 2010

La importancia de cuestionarse

Josep Maria Ferrer Arpí, motivador de innovadores
"Si algo funciona..., ¡conviene empezar a cambiarlo!"
VÍCTOR-M. AMELA  - 21/09/2010

Mi edad es mental: entre 40 y 50 años. Nací y vivo en Barcelona. Soy ingeniero y me he dedicado a la educación y a la divulgación científica. Vivo en pareja y tengo dos hijos y cuatro nietos. ¿Política? Estado propio para Catalunya, sin nacionalismo. La religión oficial es poder.

Si algo funciona, mejor no cambiarlo, ¿no?

Todo lo contrario: si algo funciona, ¡cámbialo!

No parece sensato...

Lo insensato es dar algo por consolidado y asegurado: ¡lo único seguro es que se irá al garete!

No siempre.

Sí: ¡el éxito es tu enemigo principal! Si estás arriba..., el batacazo es lo próximo. ¡Seguro! Así que mejor controla tú el descenso… o te bajarán los otros.

Qué estrés.

El mundo cambia cada vez más rápido, así son las cosas: disponte para el cambio constante, y ningún problema.

¿Lo ha hecho así usted?

Cada dos o tres años he procurado innovar aquello que estuviera haciendo. Así lo hice en mi trabajo en programas de divulgación de TV3 y como director de innovación...

¿Conviene cuestionarlo todo siempre?

Subviértelo todo... y observa qué escenarios nuevos te abre eso: ¡conviene hacerlo al menos como ejercicio intelectual!

¿Cómo se hace?

Hay un montón de cosas que asumes como verdades. Juega a alterar esas asunciones, a autoprovocarte..., ¡y te saldrán ideas nuevas!

Probemos con esta asunción: "Trabajo para ganarme la vida".

Provócala, así: "No trabajaré para ganarme la vida". Si ganar dinero dejase de ser tu motivación, ¿cuál sería? ¿Divertirte? ¿Cambiar el mundo? ¿Qué te gustaría hacer? ¿Cómo cambiaría tu vida? ¡Plantéatelo, al menos!

En plena crisis... perturba pensar así
.

Las crisis pasan. Y estas provocaciones pueden abrir alternativas. ¡Quizá te harías rico en cuanto dejases de guiarte por el dinero!

¿Como efecto colateral?

Si haces lo que te gusta, todo lo que derive es colateral ¡y bienvenido! Depende de ti.

Y de la realidad circundante.

¿La realidad? La realidad no existe. La realidad se construye con sueños.

Y los sueños, sueños son.

No: todo lo que ves alrededor, toda esta civilización, ¡es resultado de sueños! Sólo lo soñado puede acabar realizándose. ¡Sueña!

Otra asunción: "El trabajo requiere sacrificio!¡Provócala!: "El trabajo es un placer que no requiere ningún sacrificio". ¿No merece la pena perseguir esto? La alternativa es dramática: ser infeliz la mayor parte de tu tiempo. No abandones jamás este sueño, lucha.

¿Qué otras asunciones provocaría?"El trabajo condiciona la vida familiar", "El trabajo condiciona mi residencia"... Provoco: "Mi vida personal va por delante", "Mi residencia la fijo yo"... El modelo es el comisario Montalbano: le ofrecen cargos y sueldazo..., pero prefiere no cambiar por eso su pequeña ciudad, y se queda.

Póngame un ejemplo de una innovación cuando parecía innecesario innovar.Nos llegó el CD y para mi generación significó que estaba solventado eternamente el soporte musical. Alguien innovó cuando parecía no hacer falta... y el mp3 ha acabado con el CD.

Otro.

¿Era sensato innovar una tradición de 500 años de circo, y hacerlo sin animales, y sin estrellas, y sin dirigirse a los niños, y musical y caro? ¡Ahí tiene el Cirque du Soleil!

¿Qué innovación introduciría en el deporte?

Que los equipos no representasen ciudades, regiones ni estados. ¡Nada de himnos, ni banderas, ni sentimientos patrióticos!

Lo tiene usted claro.

¿Por qué el mundo del deporte parece intocable? ¿Por qué hemos de ver a políticos en los palcos? ¿Son más ellos que yo? ¿Por qué asumimos que en el fútbol se insulte?

¿Y en el ámbito de la educación?

Reintroduciría el esfuerzo disciplinado.

¿Qué consejos daría usted a sus hijos?A mis hijos ya les dije: "No os legaré ningún patrimonio material, lo gastaré todo antes de morir". ¡Trabajar para dejar patrimonio es una necedad!

¿No es lo suyo un egoísmo?

No, porque ¡es mejor que me tengan a mí que a mis cosas! Siendo niños los llevé de viaje a muchos sitios, con tienda de campaña, con poco dinero...: ¡eso es inolvidable! Une y forma. Yme lo recuerdan con cariño. Y si ahora pueden verme contento y satisfecho conmigo mismo, ¿no es este legado mucho mejor que todo patrimonio material?

¿No ahorra?

Mi padre decía: "Cuando me retire, haré esto, haré lo otro...". Y murió a los 64 años, uno antes de retirarse. El ahorro sólo beneficia a los bancos. Yo me lo gasto en viajes. La vida es una. Y corta. Y hay un modo de amplificarla: ¡leer, ver cine, ver teatro y viajar!

¿Cuál es su próximo viaje?

Sueño con una vuelta al mundo. Para certificar que es redondo, ja, ja... Y se puede viajar sin mucho dinero: ¡nunca he viajado tanto como cuando no tenía un duro, de joven!

¿Y cómo afronta un innovador esto de ir envejeciendo?

Se lo diré provocativamente: cuantos más años cumplo, ¡más joven soy! Porque el cuerpo sigue a la mente, y yo voy liberándola de ataduras, puñetas y miedos, y alimentándola con sueños: ¡lo mejor está aún por hacer, me digo cada día!

Picasso decía: "Hay que cumplir muchos años para llegar a ser joven".

Vamos a innovar: yo digo que soy un hombre joven al que le encanta cumplir años.

lunes, 20 de septiembre de 2010

"El resultado del viaje por los infiernos es algo así como una transmutación de lo
infernal: una positivación de lo que parecían defectos, que ahora se convierten en poderes. (...) Así, todo individuo que termina el viaje regresa a la tierra firme del mundo ordinario con un poder mayor, ...resultado de una profunda "integración de la sombra"" (Naranjo, 1998, p.372)

domingo, 19 de septiembre de 2010

Sin miedo a los cambios, por Xavier Guix

Lo único que no cambia es el cambio. La vida es movimiento; de lo contrario, estaríamos muertos. Sin embargo, nos cuesta afrontar novedades, salir del confort. Hasta que llega el caos en forma de crisis existenciales.

Metidos en la experiencia de la dualidad, los humanos nos debatimos entre el orden y el caos. Como predijo Heisenberg en el Principio de incertidumbre, no se pueden predecir los acontecimientos futuros con exactitud si ni siquiera se puede medir el estado presente del universo de forma precisa. Dicho de otro modo, no sabemos, ni podemos, controlar lo que sucederá dentro de nada. El control solo es una falsa ilusión con la que algunos se quedan algo más tranquilos.

Si todo estuviera siempre ordenado, no existiría la creatividad, ni el cambio, ni la curiosidad. Ni tan siquiera la tarea de ordenar. Permanecer en el orden le hace a uno rígido, inalterable, previsible y hasta obsesivo. Claro que, a su vez, el orden confiere seguridad, permanencia, especialización y estabilidad.
Vivir siempre en el caos o en el orden más absoluto es agotador. Por eso, la clave es encontrar orden en el desorden tal y como proclaman los partidarios de la Teoría del Caos, o como comprueban a diario todas la madres que intentan ordenar la habitación de sus hijos.

Todo tiene su función
“En las crisis, el corazón se rompe o se curte” (Honoré de Balzac)
Muchos hemos experimentado lo dramáticamente juguetona que puede llegar a ser la vida; pone en desorden aquello que creemos tener ordenado hasta la perfección. Cuando afecta a nuestra identidad, hablamos de crisis existenciales.
Se caracterizan por un estado letárgico y oscuro del que parece que no saldremos jamás. Nos hacen sentir incapaces de tomar decisiones. No hay claridad, no hay futuro. Sin embargo, las crisis existenciales tienen su función. Advierten que hemos postergado nuestra evolución en aras de la seguridad, el placer o la falacia de eternidad que a veces adjudicamos a los objetos y también a los sujetos. En segundo lugar, sirven en bandeja una lección: es en el caos donde se produce el milagro del aprendizaje. Y en tercer lugar, proporcionan posibilidades, entre ellas, la de reinventarnos.

Diferentes crisis, toda una vida
“En esta vida hay que morir varias veces para después renacer. Y las crisis, aunque atemorizan, nos sirven para cancelar una época e inaugurar otra” (Eugenio Trías)
Porque la vida es movimiento, pasaremos por diferentes etapas que solo podremos resolver surfeando sobre una crisis. Al margen del desarrollo evolutivo, con puntas críticas como la adolescencia, la crisis de mediana edad y la vejez, el propio devenir existencial acarrea estados y estadios de tormentosa búsqueda del ser, de incomprensible desazón vital, de conquista de nuestra libertad y de encontronazo con nuestros límites y condicionamientos.
Cuando cuesta encontrar sentido a la vida, es fácil caer en esos miedos que los existencialistas identifican como falta de deseo y motivación de autorrealización, o sea, el miedo a la muerte. Como narra Ken Wilber, “la muerte es Thanatos, Shiva y Sunyata, y apenas nos damos cuenta de su presencia el terror nos paraliza. En este nivel nos enfrentamos con el terror existencial, con el miedo, con la angustia y con la enfermedad de la muerte”.

El mismo Wilber recopiló una lista de nuestras pesadillas existenciales:
1. Depresión existencial: estancamiento vital ante la falta de sentido de la vida.
2. Falta de autenticidad: falta de conciencia y aceptación de la propia finitud y mortalidad.
3. Soledad y extrañeza existencial: un sentimiento de sí mismo suficientemente fuerte que, sin embrago, se siente ajeno a este mundo.
4. Falta de autorrealización: según Maslow, si eres menos de lo que eres capaz, serás profundamente infeliz el resto de tu vida.
5. Ansiedad existencial: amenaza de muerte o pérdida de la modalidad autorreflexiva de ser-en-el mundo.

No somos, sino que devenimos
“Sabemos lo que somos, pero no lo que podemos llegar a ser” (William Shakespeare)
Estos entuertos no sucederían si nos limitáramos a existir. Sin embargo, preferimos vivir. Y al vivir nos convertimos en cocreadores de realidades. No van a parar de suceder cosas porque la vida es cambio, movimiento e imprevisibilidad. Nuestras expectativas son una invitación constante a la frustración y al desasosiego. Topan con otras realidades, incidentes y vidas cruzadas. Cuantas menos expectativas, mejor.
Para mucha gente, esto significa renunciar a las ilusiones. No obstante, cabe preguntarse por la residencia de la alegría, del entusiasmo y la ilusión. ¿Dónde habitan? ¿En el presente o en el futuro? ¿Dependen de nosotros o de los demás? La ilusión por el mañana la vivo ahora y aquí. Mañana, Dios sabe lo que sucederá. Quien habita en su corazón entusiasta, alegre, con ilusión, expande esa energía.
Muchas crisis nacen de tantas ideas preconcebidas, también sobre nosotros mismos. Hay que ir quitándose esas falsas etiquetas de lo que somos, para entender que acabamos deviniendo según nuestras experiencias, relaciones y la consciencia que pongamos en todo ello.

El misterio de vivir
“El hombre nunca sabe de qué es capaz hasta que lo intenta” (Charles Dickens)
Nuestros escenarios vitales se llenan a menudo de misterios, es decir, situaciones sin explicación. Podemos distinguir la vida, como hizo el filósofo Gabriel Marcel, entre problemas y misterios. Todo lo que es resoluble forma parte de los problemas. ¿Qué ocurre con lo que no tiene respuesta? ¿Cómo interpretar lo que ni tan siquiera alcanzamos a comprender? Como dijo Alan Watts, “la vida es un misterio a vivir y no un problema a resolver”.
Las crisis existenciales nos arrojan al misterio de vivir. Ante el misterio solo cabe la fe, que no es más que la entrega a ese misterio con el convencimiento de que abandonarse a su poder acabará siendo beneficioso. No estamos entrenados para vivir en la incertidumbre. Tampoco es deseable una vida en la que solo exista el caos. Todo es cambio. Cuanto más nos resistamos a aceptarlo, probablemente más crisis sufriremos.

http://www.elpais.com/articulo/portada/miedo/cambios/elpepusoceps/20100919elpepspor_6/Tes

El Eneagrama de la Personalidad, en PersonArte

El Eneagrama de la Personalidad es una herramienta muy poderosa que nos provee de una enorme cantidad de material descriptivo con el cual podemos trabajar sobre nosotros mismos. Nos suministra una guía para el descubrimiento y aceptación de nuestras mayores limitaciones, si existe primero un propósito de trascenderlas, y nos faculta la respetuosa comprensión de las de los demás. Al mismo tiempo nos orienta hacia los lugares donde se encuentran nuestras más grandes potencialidades y talentos que en gran medida continúan sin desarrollarse.

En última instancia, el propósito fundamental de este sistema es el de lograr un conocimiento de sí que nos permita salirnos de la espiral del sufrimiento y auto-engaño en que nos encontramos parcial o totalmente sumergidos repitiendo el mismo guión una y otra vez y cosechando resultados muy similares.

Este sistema de desarrollo humano contempla Nueve Estilos Básicos de personalidad y sus distintas interrelaciones. Es muy útil para identificar y clarificar nuestro funcionamiento psicológico además de ser utilizado como un método de auto-observación y estudio dentro de un contexto psicoterapéutico, o de un trabajo de realización personal y espiritual. En ese sentido, para nosotros, es una herramienta psico-espiritual que si bien puede utilizarse solamente a nivel psicológico proporcionando un mayor nivel de funcionalidad, satisfacción personal y adaptación al medio su alcance es mucho más profundo, sirviéndonos de guía hacia los niveles más profundos del Ser.

"La diferencia entre que la personalidad funcione o mal-funcione es completamente una diferencia de grado. Los más altos potenciales de nuestro estilo del Eneagrama incluyen ideales, habilidades, sensibilidades, y fortalezas que valoramos profundamente y que nos sirven bien. Pero cuando nos excedemos con ellos, nuestras mejores cualidades se pervierten en nuestras peores, mutantes, bastardas y despreciables imitaciones de sí mismas."

Tom Condon - In a Deep Trance

Este mapa de la personalidad es una amalgama del conocimiento guardado y transmitido por varias tradiciones de sabiduría combinado con los avances de la psicología moderna. Nos permite sostener una investigación abierta e inteligente sobre nuestra propia experiencia revelándonos cada vez aspectos más profundos de nuestro mundo interno.

El Eneagrama de la Personalidad, basado en la auto-conciencia y auto-observación es uno de los métodos más claros y precisos que hay para entendernos a nosotros mismos y por ende para entender la forma como los demás se ven a sí mismos y el punto desde el cual gira su estrategia vital. Nos apoya para relacionarnos desde la compasión y el entendimiento, permitiéndonos sostener lazos más fuertes y comprometidos y una mejor y más efectiva comunicación.

Este mapa dinámico e interactivo muestra la forma básica que tenemos de percibir y organizar la realidad; la forma como vemos la vida. Utiliza nuestros patrones o hábitos de conducta limitantes como señalamientos hacia aspectos esenciales o nucleares dentro de nosotros que eventualmente nos permitirán acceder a niveles superiores de conciencia, equilibro y sanidad.

Este modelo apunta a la motivación primaria o fuerza impulsora básica que subyace cualquier comportamiento. No es una colección de rasgos sino que alumbra aquello que está en la raíz del propio estilo, a las estrategias internas que gobiernan y dirigen nuestros actos; nuestros miedos y deseos más profundos: la maquinaria del sótano, por así decirlo.

Eneagrama

"Potencialmente, en cada uno de nosotros están todos los elementos y las calidades del ser humano, las semillas de todas las virtudes y de todos los vicios. En cada uno de nosotros está el criminal potencial y el santo también potencial o el héroe. Es una cuestión de diferente desarrollo, de valoración, de elección, de control, y de expresión."

Roberto Assagioli - The Act of Will

Expresamos nuestro más grande agradecimiento a quienes durante miles de años guardaron, conservaron y trasmitieron este ancestral conocimiento. A G. I. Gurdjieff, Oscar Ichazo, Claudio Naranjo, Helen Palmer, Don Riso & Russ Hudson, A.H. Almaas y tantos otros estudiosos e investigadores en todo el mundo que con sus luces han iluminado gran parte del camino en el conocimiento, profundización y uso de este sistema. Y a todos aquellos "buscadores" que han dedicado su tiempo y esfuerzo en desandar el camino de vuelta a casa. 

http://www.personarte.com/eneagrama.htm

jueves, 9 de septiembre de 2010

‎"Cuando el hombre descubrió el espejo empezó a perder su alma" (Erich Fromm)

martes, 7 de septiembre de 2010

Dignificar la vergüenza, por Yamila Yaquino Ouviña



El título de este texto, "Dignificar la vergüenza", brotó de la lucidez y corazón de un mágico clown terapeuta que tuve la suerte de conocer y trabajar con él este verano, Alain Vigneau.
Dignificar lo que sucede en el interior de cada uno, darse su sitio, reconocerlo, observarlo e integrarlo es parte del proceso terapéutico, del proceso de recuperación de Uno Mismo. Dentro de este proceso la vergüenza tiene un lugar importante. Generalmente el miedo, la ira o la tristeza parecen tener mayor importancia ante el sentimiento de la vergüenza. Sin embargo ésta tiene el poder de desorganizar internamente a la persona y su vivencia puede llegar a generar mucho dolor.

Muchas facetas, emociones, sentimientos, ignorancias y expresiones quedan guardadas en un cajoncito en el interior de cada persona, al sentirlos como no adecuados, no válidos o vergonzosos. Por ello la vergüenza es un sentimiento perturbador, ya que impide la expresión libre y espontánea de nuestro Ser. "Tengo vergüenza a cantar, a hablar en público, a que me miren, a caerme en medio de mis compañeros, a expresar mi ternura y mis emociones". Cuantas más veces guardemos en el interior estas expresiones de Uno Mismo mayor será el fantasma o la fantasía de lo que puede llegar a ocurrir si finalmente la vergüenza deja paso a la expresión.
La consecuencia más dolorosa es la generación de falta de autoestima. Es una sensación desestabilizadora, intensa y aguda. Su vivencia puede llegar a ser vivida como el encarcelamiento dentro de uno mismo.

No existe vergüenza sin avergonzador. Pondré un ejemplo de ello. Imaginemos a una niña de cuatro años que se encuentra jugando con un amiguito explorando sus genitales. Ésto puede ser de lo más natural si se desarrolla espontáneamente la situación. Ahora bien, esta misma situación puede llegar a ser interrumpida por un adulto que expresa su indignación al presenciar esta vivencia, desaprobando este juego y juzgando a los niños como malos y sucios.
En este momento, si la niña se consideraba ante este adulto como buena y dulce podría cambiar repentinamente este estatus por otro que le quiebre por dentro, que es el de "sucia". En ese momento la niña "se da cuenta" que lo que para ella era normal y natural sin ponerle juicio no sólo estaba "mal", sino que existe la amenaza de que esta situación pueda ser conocida por personas a las que ella quiere, planeando de fondo la humillación si el adulto hace pública esta situación. Es en este momento en el que la vergüenza se instala, desorganizando internamente a la niña y generando una pérdida sorpresiva de autoestima, temiendo la perdida del amor y la aprobación de las personas a las que ella ama. Internaliza que algo que ella ha hecho está mal y que por eso ella es sucia.
Es por esto que en el futuro evitará exponerse a situaciones que, dentro de su juicio interno, estime que son sucias. Pondrá toda su energía al servicio de la evitación, en lugar de ponerla al servicio de su bienestar.  
Aquí se pueden ver varios elementos que caracterizan a la vergüenza disfuncional. El primero es que hay una identificación con un aspecto "de niña buena" y ésto es valorable por los adultos. De repente esta valoración queda en vacío y pasa a ser enterrada por la mirada y el rechazo del adulto, que ejecuta el rol de avergonzador.
Podemos extrapolar este ejemplo a miles que se dan habitualmente, desde la simple caída en el patio del colegio hasta la vergüenza de no saberse una lección o de simplemente expresarse y desear ser visto.
Aquí se hace evidente que sin avergonzador no hay avergonzado. Este avergonzador se interanalizará de adulto y aparecerá cada vez que esta niña convertida en adulta sienta que se expone a situaciones en las que pueda hacerse evidente "su suciedad" en las diversas formas en las que ella lo considere. Así se llega a convertir en un sentimiento habitual.

En este caso vimos que el adulto, bajo sus parámetros morales, actúa como avergonzador de forma "pedagógica". Hay otros motivos que se pueden ejercitar bajo este rol. Por ejemplo, entre pares, hermanos o amigos se utiliza para diferenciarse, aunque es una forma degradada de hacerlo ya que se construye la identidad a partir de un contraste: " Cuanto menos seas tú, más creeré que soy yo". También puede ejecutarse como competencia: "Cuanto más te avergüenzo, yo gano".

¿Cómo se cura la vergüenza?

Para ello es necesario revisar el avergonzador interno, oír su voz, ver cuándo es que sale a la luz, cuándo se deja escuchar y qué es lo que dice. Puede decir: "Cómo es posible que hayas fallado, no mereces consideración". Esta voz funciona como si la vida fuese una serie ininterrumpida de escenas de examen y existiese un profesor severo que examina, aprueba o desaprueba, se burla, descalifica o excluye.
  • Es importante transformar el error en posibilidad de aprendizaje.
  • Transformar el avergonzador en colaborador interno.
  • Desidentificarse con el aspecto parcial que nos avergüenza e identificarse con la totalidad que somos. Lo importante es el tiempo que dura dicha identificación. Por ejemplo, si me pregunta mi jefe en el trabajo algo que no sé responder y ésto me genera vergüenza porque queda en evidencia el aspecto de mí que no conoce dicha información, lo que importa es el tiempo que dura la identificación con esta parte de mí que se identifica con " no sabes y eres un tonto por ello". Habrá entonces que dar lugar a la totalidad que uno es: "no sé ésto pero sí aquello, y lo que no sé ya dispondré de mis recursos para obtener dicha información". Si cometemos un error lo sano sería vivirlo como una posibilidad de aprendizaje y no como un camino que nos lleva al castigo.
  • Alegría. La sanación que se experimenta al reírse de uno mismo es inmensa, y al compartirlo más aún. Divertirse con aquello que toca vivir y que en principio se vive con vergüenza.
Uno de los motivos más generalizados de sentir vergüenza no es el que se refleja en hacer algo mal o sentir el cuerpo poco bonito, sino el el simple hecho de ser visto. El deseo de mostrarse y expresarse para simplemente ser mirado genera mucha vergüenza. Si este deseo no se legitimiza internamente es el que más vergüenza da, pese a ser un deseo normal y sano. Todos necesitamos ser mirados y expresar nuestro Ser. Darnos el derecho a tener este deseo y necesidad facilitará el llevarlo a cabo cuando tengamos la oportunidad.

Dignificar la vergüenza significa, al fin y al cabo, Ser y Mostrarse, reírse de Uno Mismo con los Otros y ante todo liberarnos de la exigencia y perfeccionismo que inhibe y genera mucho dolor.

Bibliografía:
NORBERTO LEVY. LA SABIDURÍA DE LAS EMOCIONES. EDITORIAL: DEBOLSILLO.
 http://4existencias.blogspot.com/2010/09/dignificar-la-verguenza.html

lunes, 6 de septiembre de 2010

Del Amor

 Y Almitra dijo entonces: Háblanos del amor.

Y él alzó su cabeza, paseó su mirada entre la gente y se produjo un silencio; entonces con voz fuerte, dijo:
“Cuando el amor os llegue, seguidlo,
Aunque sus senderos sean arduos y penosos.
Y cuando os envuelva bajo sus alas, entregaos a él.
Aunque la espada escondida entre sus plumas os hiera.
Y cuando os hable creed en él.
Aunque su voz sacuda vuestros sueños como hace el viento del norte, que arrasa los jardines.
Porque igual que el amor os regala, así os crucifica.
Porque así como os hace prosperar, así os siega.
Así como se remonta a lo más alto y acaricia vuestras ramas más delicadas que tiemblan al sol, así descenderá hasta vuestras raíces y las sacudirá desarraigándolas de tierra.

Como a mazorcas de maíz os recogerá.
Os desgranará hasta dejaros desnudo.
Os cernerá hasta libraros de vuestro pellejo.
Os molerá hasta conseguir la indeleble blancura.
Os amasará para que lo dócil y lo flexible brote de vuestra dureza.
Y os destinará luego al fuego sagrado, para que podáis convertiros en el sagrado pan para el sagado festín de Dios.
Todo esto hará el amor con vosotros, para que conozcáis los secretos de vuestro propio corazón y así lleguéis a convertiros en un fragmento del corazón de la Vida.
Mas si vuestro miedo os hace buscar solo la paz y el placer del amor, entonces mejor sería que cubrierais vuestra desnudez y os alejarais de sus umbrales hacia un mundo sin estaciones, donde reiréis,pero no con toda vuestra risa; donde lloraréis, pero no con todas vuestras lágrimas.

El amor no da sino a sí mismo, y nada toma sino de sí mismo.
El amor no posee ni quiere ser poseído.
Porque el amor se basta en el amor.

Cuando améis, no digáis: “Dios está en mi corazón”, sino “Estoy en el corazón de Dios”.
Y no creáis que podréis dirigir el curso del amor: será él quien si os halla dignos dirigirá vuestro curso.
El amor no tiene más deseo que realizarse.
Mas si amáis y no podéis evitar tener deseos, que vuestros deseos sean estos:
Fluir y ser como el arroyo que murmura su melodía en la noche.
Conocer el dolor de la excesiva ternura.
Caer heridos por vuestro propio conocimiento del amor, y sangrar plena y alegremente.
Despertar al alba con un corazón alado y dar gracias por otro día más de amor.
Reposar al mediodía y meditar sobre el éxtasis amoroso.
Volver al hogar cuando la tarde cae, volver agradecidos.
Y dormir luego con una plegaria por el ser amado en vuestro corazón y con una canción de alabanza en vuestros labios”.

“El profeta”, Gibrán Jalil Gibrán
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...